jueves, 5 de marzo de 2009

Vivir para Contar: Madonna y las Canciones que Nunca Llegamos a Escuchar (Recordando a Ciudad Madonna II)

Y este otro artículo también lo saqué de Ciudad Madonna, que a su vez lo tradujo de lo aparecido el 2 de junio de 1999 en la revista Goldmine. El autor es Bruce Baron y es un compendio de la discografía oculta y detalles no tan poco conocidos de los inicios de Madonna. Muy interesante, disfrútenlo.

Y al principio fue la luz: "Ray Of Light"
http://www.soultone.com. En el disco figuran las canciones inéditas "Laugh to Keep from Crying", "Stay '81" y "Crimes Of Passion". Uno de los puntos importantes del disco son las cuatro canciones producidas por Madonna y Stephen Bray con las que Madonna consiguió su contrato con Sire Records a finales de 1982: "Ain't No Big Deal", "Everybody", "Burning Up" y "Don't You Know".


Crucificada por la prensa durante años, Madona ha sido muy pocas veces reconocida por su trabajo. Ella domina la industria de la música desde 1985, e incluso ha colocado más singles consecutivos en el Top Ten norteamericano que los Beatles. Pero los halagos han tardado en llegar. En 1999 eso ha cambiado. Su álbum "Ray Of Light" fue galardonado con seis nominaciones y cuatro premios Grammy, incluido el premio al mejor álbum pop del año. Volviendo a nacer con un sonido fresco, coproducido con el mago de la electrónica William Orbit, sus colegas de la industria por fin se han dado por enterados. Desde hace años estamos acostumbrados a las metamorfosis de Madonna, pero aun así seguimos sorprendiéndonos. Esta nueva Madonna es más adulta, más inteligente y, de algún modo, más accesible. Y "Ray Of Light" nos ofrece un vistazo a su reciente viaje introspectivo.


Tomando prestado un verso de la canción que da título al álbum, "intentando recordar dónde empezó todo...", este artículo explorará los orígenes de Madonna y revelará detalles nunca antes conocidos sobre su material no publicado. Algunas de esas grabaciones han aparecido en varios discos piratas de diversa calidad, mientras que otros másters de su época en la Warner Bros siguen archivados como si fueran los pergaminos del Mar Muerto.


Aquí hablaré de aquellos títulos cuya existencia ha sido probada gracias a una entrevista en exclusiva con el antiguo colaborador de Madonna, Stephen Bray, y a través mis investigaciones en la base de datos online del archivo de copyrights de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos. Esta no ha sido una investigación "in situ", y la base de datos contiene algunos errores, sobre todo nombres mal escritos. Madonna tiene múltiples entradas bajo nombres como "Modonna", y su apellido aparece a menudo como "Ciconi", entre otras divertidas combinaciones. Incluso Stephen Bray tiene una entrada como "Brey". Madonna casi siempre aparece como autora de las letras, mientras que sus colaboradores suelen atribuirse la autoría de la música. Algunas de esas canciones no publicadas se pueden escuchar en las cintas originales que están archivadas en la Biblioteca del Congreso de Washington DC.


El Génesis



La prensa sensacionalista ha acosado a Madonna durante años, y a veces sus primeros días se han hecho sonar mucho más dramáticos de lo que probablemente fueron en realidad. Al principio, la prensa describía a Madonna como una chica que había crecido rodeada de pobreza, integrada en barrios raciales que ayudaron a formar su visión del mundo y de la música. La verdad es que Madonna creció en dos suburbios de Detroit: Pontiac y Rochester Hills. Ambas ciudades se encuentran en Oakland County, una de las zonas más adineradas de América. A pocas millas de allí reside la elite de la industria del automóvil. Aretha Franklyn también vive por allí. De hecho, la familia Ciccone pudo permitirse el lujo de enviarla a una escuela católica privada.


El primero que puso ante los ojos de Madonna un horizonte cultural más amplio fue su profesor de ballet, Christopher Flynn. La llevaba a museos de arte, y uno de los lugares que más frecuentaban era la discoteca gay Menjos, en Detroit. Fue allí donde Madonna empezó a apreciar la diversidad racial y sexual, y la cultura del "dance club". Animada por Flynn, Madonna decidió emprender la carrera de bailarina profesional. Después de graduarse en la Rochester Adams High School, Madonna se matriculó en la Universidad de Michigan, en Ann Arbor. Allí, en la Blue Frog Disco, conocería a su futuro colaborador Stephen Bray. En el futuro, ambos colaborarían en la producción de éxitos como "Into The Groove", "Angel", "True Blue", "Each Time You Break My Heart", "Causing a Commotion", "Express Yourself" y "Keep it Together". Pero por aquel entonces ella no tenía ninguna intención de convertirse en compositora o vocalista. De todas maneras, en Michigan no se podía desarrollar ninguna carrera artística, así que en verano de 1978 Madonna asistió a unas clases de baile en Carolina del Norte, y ese mismo mes de julio dejó atrás a Stephen Bray en busca de un trabajo real en la ciudad de Nueva York.


El éxodo



Al contrario de la creencia popular, la llegada de Madonna a Nueva York tampoco estuvo tan rodeada de pobreza como cuentan algunas de sus primeras biografías. Se dice que Madonna cogió un taxi que la dejó en Times Square, desde donde anduvo hasta que un desconocido la alojó en su casa durante algunas semanas. En ocasiones, a esto se le unen historias de violaciones, un incendio en un desván, palomitas de maíz como único alimento, y un trabajo en Dunkin Donuts. Una vez participé en el rodaje de un documental de A&E sobre la biografía Madonna, en 1993. Se grabó una entrevista con su hermano, Martin Ciccone, donde él calificaba los rumores de que Madonna comía de la basura como "gilipolleces". Mencionó que el padre de Madonna conocía a alguien en Nueva York, y que frecuentemente recibía dinero de la familia. Él afirmaba que "Madonna estaba bien cuidada, y esas historias hacen daño a nuestra familia". Pero no hay duda que ella lo pasó muy mal al principio, y muchos describen su primer apartamento en Nueva York de forma muy poco atractiva. Pero la exactitud de todas esas historias sólo Madonna la conoce.


Una de las formas en que Madonna se ganó sus primeros dólares, entre 1979 y 1981, fue posando como modelo de desnudos. Las primeras biografías tienden a dibujar una Madonna hambrienta, que posó para estudiantes y fotógrafos, y que luego más tarde se escandalizó cuando algunas de esas fotos se publicaron en Penthouse y Playboy, en 1985. Pero ella misma dice estar orgullosa de haber aparecido en la edición alemana de Penthouse de diciembre de 1981. Por eso, probablemente no fuera una sorpresa para Madonna ver esas fotos publicadas en 1985. Al menos no en Penthouse. Algunas de estas fotos han aparecido posteriormente en portadas de discos piratas y fotodiscos, como "Oh God, She's Madonna", un disco que incluye su actuación en el Live Aid de 1985, y con la presentación de Bette Midler.


Crónicas



En 1979 Madonna vivía con su novio Dan Gilroy, miembro fundador de la banda Breakfast Club junto a su hermano Ed. Angie Schmit tocaba el bajo, y Madonna se unió al grupo en la batería. Mientras seguía intentando llevar a cabo su proyecto de ser una bailarina profesional. No dejaba de asistir a pruebas para obras de Broadway y para películas de cine. Y sería necesario un viaje a Francia para que Madonna empezase a plantearse la posibilidad de ser cantante.


Una de las pruebas que realizó en 1979 fue ante el productor Jan Vanloo, que estaba buscando cantantes coristas para la gira de Patrick Hernandez, famoso por su único éxito "Born To Be Alive". Decidió llevarse a Madonna a Francia, con todos los gastos pagados, para intentar convertirla en una estrella de la música disco. Seis meses después, lo único que había conseguido fue llenar la cabeza de Madonna con ideas de estrellato. Los coleccionistas se sorprenden de que no haya aparecido ninguna grabación de esa época, pero no hay nada que sugiera que llegasen a grabar algo. Al final Madonna se puso enferma, y les aseguró que volvería si le dejaban regresar a Nueva York por unas semanas. Lo dejó todo en París, volvió con Gilroy, y el equipo de Hernandez no supo más de ella.


De nuevo en Nueva York, en octubre de 1979, Madonna fue contratada para interpretar a Bruna en una película de bajo presupuesto titulada "A Certain Sacrifice". El director, Stephen Lewicki, describió el pasado mes de mayo su experiencia para Goldmine: "Conocí a Madonna justo cuando ella acababa de regresar de Francia. Madonna estaba muy unida a Angie Schmit (de Breakfast Club), que era una de las extras que hacía de "esclavas" en mi película. Fue algo hecho por un grupito de aficionados. Y cuando Madonna se hizo famosa, la película llegó a una audiencia mucho mayor (gracias al vídeo). Fue muy divertido acabar ganando dinero gracias a ese film. Madonna nos demandó, pero desde entonces no dejan de hacernos entrevistas. No está mal". Hoy en día Lewicki se confiesa "feliz" de no estar en la industria del espectáculo. En la película Madonna cantaba parte de aquel éxito de The Fifth Dimension titulado "Let The Sunshine In", y aunque esa escena no llegó a incluirse en el film, un pequeño clip de audio ha estado circulando en CD por el mercado del pirateo. Y en la propia película podemos oirla canturrear "Raymond Hall Must Die". Estas dos grabaciones pueden considerarse sus primeras interpretaciones registradas como cantante.


La segunda parte de "A Certain Sacrifice" fue rodada a finales del mes de noviembre de 1981, y entre toma y toma Madonna trabajó grabando coros para un tipo llamado Otto von Wernherr. "Otto" aparece en los créditos del film, y es posible que sea uno de los muchos extras que salen en la película. El director, Lewicki, no lo recuerda con seguridad. Esas canciones fueron publicadas en 1986 por una discográfica independiente cuando Madonna ya era un nombre conocido en todo el mundo. La mejor forma de describir esas canciones es comparándolas con las de "The Rocky Horror Picture Show" solo que mucho más horribles. En "Cosmic Climb" Madonna canta el estribillo "Man have you got the time, to make this cosmic climb". En "We Are The Gods" se la oye decir cosas del estilo "Oh my god! Mommy, mommy, it's the gods!" y "Hail hail, the gods are here". "Wild Dancing" se parece un poco a los primeros trabajos de B-52, y Madonna canta el verso: "I'm looking for some wild dancing out on the street, looking for a chance to dance to the beat". El colaborador de Madonna, Stephen Bray, no sabía mucho de estas canciones, tal y como me explicó, "Ella nunca me habló de esas canciones, y yo nunca las he escuchado. Seguramente fueron un trabajo más para ella".


Esas tres grabaciones originales de Otto con Madonna hubieran acabado siendo una curiosidad muy interesante, si se hubiesen dejado como estaban. Sin embargo, la avaricia propició la publicación de varias canciones fabricadas a partir de las originales, y que nunca debieron existir. Esto ha provocado que muchos fans desconfíen de las auténticas rarezas por miedo a encontrarse con cosas como "Give It To Me", "Shake", "Time To Dance", "On The Street" y "Oh My". Otto también grabó un vídeo que parodiaba a "Papa Don't Preach" titulado "Madonna Don't Preach", y que fue emitido una vez por la MTV en 1986. Se dice que hoy vive retirado en algún lugar de Europa.


En 1980 Madonna decidió ponerse a cantar al frente de su propio grupo, Emmy. Gary Burke tocaba el bajo (mientras seguía con el antiguo grupo de Madonna, Breakfast Club), Brian Syms llevaba la guitarra principal, y el colega de Madonna, Stephen Bray, se unió a la banda al mando de la batería. El pasado mes de marzo hablé con Bray, en exclusiva para Goldmine, y me explicó cómo empezó todo: "Al frente de Breakfast Club estaban Dan y Ed Gilroy. Madonna tocaba la batería. El tiempo que pasó con ellos le sirvió para desarrollar sus primeras habilidades en la composición de canciones y en el uso de los instrumentos, cosa que luego le fue muy útil para formar Emmy. Cuando yo llegué ella ya tenía escritas unas 12 o 14 canciones, y yo tuve que aprendérmelas". Las canciones de esa época han aparecido en el disco pirata "Emmy & The Emmy's Live, First Time Out Of Manhattan". En él se incluyen los temas en directo "Love For Tender", "No Time For Love", "Bells Ringing", "Drowning", "Are You Ready For It", "Best Girl", "Hot House Flower", "Simon Says", "Nobody's Fool", "Love Express", y una versión de estudio de "Drowning". Son unas canciones más propias del estilo punk-rock que de la Madonna que conocimos todos años después.


En varias ediciones piratas han aparecido versiones diferentes de las canciones de Emmy, y otras actuaciones en directo que no estaban incluidas en "Out Of Manhattan", como "Remembering Your Touch", "Little Boy" y "Safe Neighborhood" (según Bray titulada incorrectamente "Shit On The Ground" en algunos discos). Bray está especialmente orgulloso de "Shine A Light", tema que enseguida empezó a cantar por teléfono cuando mencioné el título. Estos tres últimos temas han aparecido en Europa en un vinilo en cuyos créditos aparece el nombre de un tal Dan Giorlando. Bray dice no tener ni idea de quién es. Algunos piensan que es Dan Gilroy mal escrito, pero nadie tiene la certeza. Madonna interpretó las voces principales, y Bray siempre ha pensado que fue ella quien también las escribió.


La banda actuaba en muchos conciertos por toda la ciudad, y pronto se plantearon seriamente producir su primer demo con calidad de estudio. El 30 de noviembre de 1980, Emmy grabó una demo de cuatro pistas que posteriormente fue distribuida en cassettes TDK por todo Nueva York. Hoy han aparecido en varios CD's piratas. Le pedí a Bray que me describiera lo que recordaba de esas canciones, y esto es lo que me comentó:


"Love For Tender" – "Una especie de homenaje a los Byrds. Una canción bonita, aunque los arreglos acabaron siendo demasiado largos". / "No Time" – "Una juguetona y mareante canción, con baterías y percusiones inspiradas en la reproducción acelerada de Police y XTC, pero con un sonido muy pop." / "Bells Ringing" – "Nuestro número más psicodélico, de nuevo demasiado largo. Tiene un estilo Stoniano" / "Drowning" – "Siempre he pensado que esa era nuestra mejor melodía de entonces".


Esa demo fue grabada en el Music Building de la 8ª Avenida de Nueva York. Bray nos explicó: "Creo que fue en la habitación 1002, que perteneció a Regina Richards". Más conocida únicamente como "Regina", alcanzó el top ten americano con la canción que se considera la primera gran imitación de Madonna, "Baby Love", de 1987. Se publicó cuando Madonna estaba en la cima del éxito con su álbum "True Blue", y según Bray, Madonna no estaba muy contenta con el tema: "Regina Richards es una buena imitadora, puede hacerlo todo, cualquier cantante y cualquier estilo de voz. Y a Madonna no le hizo demasiada gracia". Al contrario de lo que la gente cree, Madonna no ayudó a escribir esa canción firmando con otro nombre, y no existe ninguna demo de esta canción interpretada por Madonna. Bray explicó: "Ella no haría nada a no ser que llevase su nombre escrito". Pero su relación con Regina va más allá. Su marido dirige Black Lion Music y tiene los derechos de publicación de las composiciones de Stephen Bray, lo que incluye su porción de sus colaboraciones con Madonna.


Finalmente Emmy se disolvió y Madonna dio un paso adelante contratando a su primer mánager, Camille Barbone de Gotham Management. Ella intentó cultivar a Madonna como artista solista, al estilo de Pat Benetar. Stephen Bray se unió a la banda de estudio que interpretó la música en esas grabaciones en agosto de 1981. La primera demo en solitario de Madonna incluía unas canciones tituladas "Take Me (I Want You)", "Love on the Run", "Get Up" y "Hight Society (Society's Boy)". Bray quiso destacar un error que se suele citar en la historia de Madonna: "La cinta Gotham fue grabada en Media Sound, que no era el estudio de Camille (Gotham Sound). Media Sound era una iglesia transformada en estudio que Camille compartía con el ingeniero Alec Head y Jon Gordon (que acabó produciendo a Suzanne Vega). Gordon produjo y tocó la guitarra. El estudio Gotham sólo se utilizó para escribir las canciones, y no creo que allí se grabara nada a parte de pruebas a sonido ambiente". Estas declaraciones de Bray explican por qué hay diferentes versiones, de estudio y de ensayos que últimamente han aparecido en el mercado del coleccionismo.


Según su contrato con Gotham, de 22 de julio de 1981, Madonna debía cobrar 250 dólares por cada máster no publicado, y 500 dólares por cada uno publicado, más un 3% del precio de cada disco vendido. Esa demo se puso en circulación y fue rechazada por firmas como Geffen y Atlantic Records. La propiedad de esas canciones fue objeto de una larga batalla legal desde el momento en que Madonna firmó por Warner Brothers Records.


Entre 1980 y 1982, Stephen Bray y Madonna también grabaron sus propias canciones de forma independiente en el Music Building. Algunos de esos temas salieron a la luz en 1996, sin la autorización de Madonna, en una publicación independiente de Bray titulada "Pre-Madonna". Sin embargo, no es un disco pirata ya que Bray es el propietario de los másters. Hoy, las copias de este CD que quedan están disponibles a través de la página web de Bray, Soultone Entertainment:



Mucho del material utilizado para sus tres primeros álbums con Warner Brothers se originó esas demos producidas por Madonna y Bray. Bray nos describió así ese proceso: "Yo la llamaba y le decía 'Tengo otra canción para ti', entonces nos reuníamos. Yo estoy acostumbrado a colaborar con otros, así que sólo trabajamos en unas pocas canciones que luego ella usaría más tarde." Al principio este autor se refirió a estas grabaciones como "sesiones de álbum", pero Bray me aclaró: "Nosotros nos juntábamos y hacíamos el trabajo. Ella nunca me explicó lo que ella tenía en mente para esas canciones." Muchas veces, grabaciones de una misma sesión acabaron en diferentes álbums.



Después del contrato con Warner, las primeras colaboraciones entre Bray y Madonna se dividieron en grupos con créditos individuales. "Everybody" fue presentada en el registro como "Everybody Dance", escrita por Madonna y Stephen Bray. Más tarde, únicamente Madonna se acreditó la autoría de esta canción. Como explica Bray: "Había un acuerdo entre Madonna y yo para no considerar "Everybody" escrita por los dos, pero supongo que la Biblioteca del Congreso no llegó a cambiar los créditos". Al final, Bray recibió la autoría en solitario de "Ain't No Big Deal".



Muchos se sorprenden al descubrir que la canción con la que Madonna convenció al presidente de Sire Records no aparezca en ninguno de sus álbums. El primer single con Warner fue "Everybody", y se publicó en abril de 1983 producido por el disc-jockey Mark Kamins (aunque para la edición de vinilo en Inglaterra se utilizó un extraño remix de Rusty). Bray explicó: "Se suponía que "Everybody" iba a ser su segundo single, no el primero." Varias versiones de "Ain't No Big Deal" fueron grabadas con distintos productores, en un esfuerzo de conseguir lo mejor de esa canción. La primera se grabó en un máster de 24 pistas producido por Reggie Lucas. La última fue un remix de Jellybean Benitez basada en la versión de Bray. Mientras la compañía decidía qué versión utilizar, "Everybody" fue publicado como su primer single.


Bray se acreditó en solitario la autoría de "Ain't No Big Deal", y vendió los derechos a July Fourth Music. La canción acabó siendo excluida del primer álbum de Madonna, y para sustituirla, Jellybean Benitez encontró y produjo la que más tarde sería el primer single de Madonna en entrar en el Top 40: "Holiday". Años más tarde, la versión de Reggie Lucas de "Ain't No Big Deal" fue publicada en la cara b del single "True Blue", pero las otras versiones siguen sin publicarse. Bray añade: "También había otra versión de "Everybody" mezclada por Jellybean que Madonna utilizaba para sus actuaciones en discotecas, y que tampoco ha sido publicada nunca."


En 1983 Madonna colaboró con los productores Don y David Was para la que sería una de sus grabaciones menos conocidas. Stephen Bray explicó a Goldmine lo que ocurrió tras su llegada a Breakfast Club: "Después de disolverse Emmy, Breakfast Club me contrató para tocar la batería, en 1982. El grupo entonces estaba formado por Dan y Ed a la guitarra, y Gary en el bajo. Esta era la formación que firmó con ZE Records (sin Madonna) en 1983, y con MCA Records en 1986. Cuando entramos en ZE Records, uno de la compañía presentó a Madonna al grupo Was (not Was). Juntos grabaron "Shake Your Head (Let's Go to Bed)" para el álbum de Was (not Was) titulado "Born To Laugh At Tornadoes". Pero cuando se publicó el disco, en 1983, reemplazaron la voz de Madonna por la de Ozzy Osborne". Esta parte de la canción puede considerarse muy Madonnera, pero los arreglos tienden al estilo new wave:


"You can't sue Buddha for liable / You can't re-write the Bible / Shake your head / You can't hit homers like Babe Ruth / Can't put your fingers on the truth / Shake your head, shake your head / Shake your head, let's go to bed"


Durante la década de los 80 Bray escribió y produjo docenas de éxitos con Madonna, mientras tanto seguía participando activamente en el grupo Breakfast Club, que ella había abandonado. A finales de los 80, Breakfast Club consiguió sus propios éxitos en las listas americanas con títulos como "Right On The Track", "Never Be The Same" y "Expressway To Your Heart". Poco después la banda se disolvió, y el segundo álbum que habían grabado con MCA no llegó a publicarse. Años después de la colaboración de Madonna con Was (not Was), Don Was explicó a un periódico inglés: "Ella cantó el tema realmente bien, pero yo siempre he pensado que los vocalistas han de ser una extensión de nosotros mismos, y no podía identificarme con la voz de una mujer". En los créditos del álbum se dio las gracias a Madonna y a su novio de entonces, Jellybean Benitez. Tiempo después Don y David Was intentaron publicar en un recopilatorio de éxitos la canción con la voz de Madonna, pero ella exigió expresamente que no lo hicieran. El tema fue reeditado en 1992 con una nueva mezcla de Tommy Musto y con la voz de Kim Bassinger.


Otra extraña canción de 1983 es "Sideway Talk", escrita por Madonna y publicada en el álbum debut de Jellybean. La canta Catherine Bechanan, y Madonna hace los coros. El tema llegó alto en las listas de música dance americanas, y es una pieza común entre los coleccionistas de Madonna. Pero Bray nos reveló que existe una versión no publicada, producida por Madonna y Stephen Bray, interpretada únicamente por Madonna.


Los salmos


El segundo álbum de Madonna, "Like A Virgin", fue producido por el fundador de los Chic, Nile Rodgers. Pero tres de sus canciones, "Angel", "Over And Over" y "Shoo-Bee-Doo" fueron originalmente producidas por Madonna y Stephen Bray. Estas versiones no llegaron a publicarse. Otro tema producido por ellos, titulado "Don't You Know", fue re-escrito y transformado en la versión de "Stay" que aparece en el álbum. En una entrevista a finales de los 80, Nile Rodgers reveló que él había remezclado "Like A Virgin" para el maxi single, pero su versión fue sustituida por el remix producido por Jellybean Benitez. Rogers consiguió que publicaran su remix de "Angel" pocos meses después, pero su remix de "Like A Virgin" sigue archivada.


La banda sonora de la película "Vision Quest" contenía dos canciones de Madonna, "Crazy For You" y "Gambler". Sin embargo, la idea original era incluir también una canción titulada "Warning Signs", que nunca se llegó a publicar, y que Bray describe como "una buena canción electrónica". El título de esta canción incluso aparece en los primeros folletos promocionales del film. Fue un tema escrito durante las mismas sesiones en que nacieron "Shoo-Bee-Doo" y "Gambler", junto a otro tema que Bray no consigue recordar. Se rumorea que "Crazy For You" tiene diferentes versiones producidas por Jellybean Benitez, que ya estaba acostumbrado a convertir baladas en temas dance. Bray nos confesó que fue Jellybean quien le enseñó a desenvolverse en el estudio y a conseguir que funcionasen bien todos los equipos.


Además del gran éxito "Into The Groove", la película "Desperately Seeking Susan" también inspiró una canción que tenía el mismo título que el film, y que nunca vio la luz del día. Fue un tema escrito y producido por Madonna y Stephen Bray. Bray nos explicó que "Madonna pensaba ofrecer "Into The Groove" a otra cantante que estaba trabajando con Mark Kamins, pero los productores de la película la escucharon y la quisieron para el film. Entonces hicimos la otra canción que nunca fue utilizada".


La época "True Blue" empezó cuando Madonna grabó la primera de sus colaboraciones con Patrick Leonard, con quien ya había trabajado en su "Virgin Tour". Ambos escribieron "Get Up Stand Tall" en 1985. Esta canción más tarde se convertiría en "White Heat", el tercer corte del álbum "True Blue", aunque ambas canciones aparecen registradas de forma separada. Durante ese período Madonna también grabó la versión original de "Spotlight" con Stephen Bray, aunque ésta no llegó a publicarse en el álbum. Más tarde, cambiaron la música y la letra, y la remezcla de Jellybean fue publicada en el disco "You Can Dance" de 1987. La versión original de "Spotlight" de 1985 sigue sin publicarse.


También sigue sin aparecer la versión de Madonna y Bray de "Each Time You Break My Heart". Bray la describe como "exactamente igual a la versión que publicó Nick Kamen con los coros de Madonna, sólo que la original estaba interpretada completamente por ella".


Bray también nos confirmó otro título que ambos escribieron titulado "Working My Fingers To The Bone" y que no llegó a registrarse en la Biblioteca del Congreso. Le pregunté si se trataba de una primera versión de "Where's The Party", ya que en esta canción hay frases similares, y el me contestó que "no, esa otra ya estaba hecha con Patrick Leonard". Bray tiene una cinta con Madonna cantando "Working My Fingers To The Bone", que nunca ha sido publicada.


Las demos para el álbum "Like A Prayer", realizadas en 1988, generaron dos canciones que no fueron ni publicadas ni registradas. Según Bray, él todavía posee las demos de "Love Attack" y "First There's A Kiss", temas que ambos escribieron y produjeron. También nos cuenta que él sigue prefiriendo la versión original de "Express Yourself", que describe como "mucho mejor que la publicada en el álbum". Además Bray también posee otra versión de "Keep It Together".


Muchos fans se sorprendieron de que no se publicase una versión dance del tema "Cherish", como es natural cuando una canción sale en single. Billboard Magazine informaba por aquel entonces que "una canción de Madonna" había sido remezclada por Hank Shocklee y Phil Castellano, pero que no había llegado a publicarse. Algunos creen que se trata de "Cherish". En el álbum también figura la colaboración de Madonna con Prince, "Love Song". Una primera versión de este tema apareció hace poco en un disco pirata de Prince titulado "Jewels From The Vault", y es sólo una de las varias colaboraciones de Madonna con Prince que se rumorea que existen, y que nacieron en esa misma sesión de grabación.


El álbum "I'm Breathless" no estaba destinado a ser un disco de Madonna. Inicialmente ella solo iba a hacer unas pocas canciones, pero el proyecto creció y se desarrolló en un nuevo álbum. El tema más sorprendente –y más efectivo– del disco es "Vogue", el himno del ambiente gay-underground y de todas las discotecas. En un principio se pensaba destinarlo a la cara b del single "Keep It Together", hasta que los ejecutivos de la Warner escucharon la canción. Este enorme éxito fue escrito y producido por Madonna y Shep Pettibone, quien ya había realizado remezclas para muchos de los singles de "Like a Prayer". Madonna explicó una vez en una entrevista que había tenido que cambiar algunas letras porque la canción iba a estar en un álbum de una película de la Disney. Se sospecha que las letras originales de esa canción eran mucho más controvertidas. De hecho, hay dos registros diferentes en el copyright por "Vogue". El primero es de febrero de 1990, y el segundo fue inscrito en mayo de 1990, lo que respalda esa teoría.


Existen diferentes versiones de ensayo de "Sooner Or Later", "More" y "What Can You Lose" que han aparecido en algunos vinilos piratas europeos. Además, la prensa informó de que había otra canción titulada "Dog House", pero no hay ninguna prueba que demuestre su existencia. Otra canción titulada "To Love You", escrita por Madonna y Andey Paley, aparece inscrita en la base de datos de la Warner-Chappell Publishing. Se supone que es una canción que surgió durante la grabación del disco, pero que no llegó a publicarse.


La primera colección de éxitos de Madonna, "The Immaculate Collection", incluía dos temas nuevos, "Rescue Me" y "Justify My Love", pero hay otra canción titulada "Get Over" que no llegó a incluirse. Se trata de una colaboración de Madonna con Stephen Bray que no llegó a publicarse con la voz de Madonna, pero que sí fue publicada por Nick Scotti, a quien Madonna conoció en una fiesta. La canción aparece en la banda sonora del film "Nothing But Trouble", producida por Madonna y Shep Pettibone, y con Madonna en los coros. Otra versión del tema también aparece en su álbum de debut. Ésta fue la última colaboración de Stephen Bray con Madonna, antes de que diera comienzo una pausa que ya dura varios años y que empezó con el nacimiento de su primera hija. Durante todo este tiempo, Bray ha formado su propio estudio de grabación y hoy vive en el sur de California.


Sin embargo, las colaboraciones con Shep Pettibone continuaron con el álbum "Erotica". Se rumorea que algunas de las canciones de este disco empezaron a formarse en demos producidas por el disc-jockey Junior Vasquez, incluido un tema titulado "Love Hurts". Se dice que esta canción evolucionó hasta convertirse en el tema de Madonna y Pettibone "Erotica", que fue la canción que dio título al álbum. El registro del copyright no respalda esta teoría, pero en una subasta aparecieron unos apuntes, escritos por Madonna durante la grabación del álbum, en los que aparece un estribillo diferente:


"Sometimes you cross that line / Love hurts / You gotta be cruel to be kind / Love hurts / Tell me what's on your mind / Love stings / Love burns / Love sings / Love yearns / But most of all love hurts"


También hay otras canciones no publicadas que son huérfanas del álbum "Erotica". Entre ellas está el título "Actions Speak Louder Than Words", que aparece registrado de forma separada que la ya conocida "Words". Otro tema titulado "Cheat" parece contener una frase utilizada en "Thief Of Hearts", pero en el registro aparece un título alternativo para "Cheat" que es "Drunk Girl", que podría tener alguna relación con "Bad Girl", tema que aparece en el álbum. "Deeper And Deeper" también nació con unas letras y unos arreglos muy diferentes, según unas declaraciones que hizo Pettibone a la revista EQ. Otras dos canciones, "Shame" y "You Are The One" nunca vieron la luz del día, pero aparecen registradas. De hecho, en la Biblioteca del Congreso existe una demo grabada por Madonna de "Shame".


No hay pruebas que demuestren la existencia de las canciones "Freak", "No Entry" y "Throb", aunque algunas publicaciones afirmaron que estos títulos forman parte de las sesiones de grabación del álbum "Erotica". Algunos de los primeros artículos que hablaban del disco también citaban temas titulados "Show And Tell", "Eating Out" y "Out To Lunch", todos ellos nunca publicados, y que podrían ser primeras versiones del tema "Where Life Begins". Otra canción, titulada "Queens Pearls" o "Queen Of Pearls" por algunas revistas, acabó siendo utilizada por los bailarines del Blond Ambition Tour, Luis y José, en su primer y único disco. En la canción, producida por Junior Vasquez, aparece Madonna cantando en los coros. No se puede asegurar que exista alguna versión interpretada por Madonna.


Después de grabar "Erotica" Madonna ofreció una demo de "Just A Dream" –una canción escrita y producida por ella y Patrick Leonard– a Donna Delory, la bailarina y corista de su Blond Ambition Tour. Donna utilizó la canción para su álbum de debut en MCA Records, pero la versión con la voz de Madonna no llegó a publicarse. Hoy en día, Donna es la cantante del duo Bliss.


Cuando Madonna empezó a grabar en 1994 su álbum "Bedtime Stories", su principal colaborador seguía siendo Shep Pettibone. Juntos grabaron varias canciones antes de que ella decidiera cambiar la producción de Pettibone por la de Dave Hall, que ofrecía un sonido más R&B. El trabajo junto a Pettibone de esas sesiones no llegó a publicarse. Pettibone trabajó los títulos "Something's Coming Over Me" (que luego fue retitulada "Secret"), "I Will Always Have You" (retitulada "Inside Of Me") y "I'd Rather Be Your Lover". Todas tienen el copyright registrado de forma diferente a las versiones producidas por Madonna y Dave Hall. Pero lo extraño es que Pettibone no está acreditado en el disco como coautor de estas canciones (él solo recibe un agradecimiento en los créditos "por su comprensión"). En cambio sí aparece como coautor de esas tres canciones en la base de datos de la Warner.


Tampoco llegaron a publicarse "Love Won't Wait" y "Bring It". "Love Won't Wait" fue ofrecida a Gary Barlow para su álbum "Open Road" de 1997. Esa fue la última colaboración de Madonna con Shep Pettibone antes de que él iniciase una larga pausa en su carrera. Pettibone es uno de los favoritos entre los fans de Madonna, y según me dicen mis fuentes, hoy en día se dedica a invertir sus millones en propiedad inmobiliaria, incluyendo un hotel en Oceanside, Nueva Jersey. Hace poco, acaba de volver a trabajar en la música.


De las sesiones de "Bedtime Stories" con Dave Hall surgieron cuatro temas que no llegaron a aparecer en el álbum. "Honesty" y "Keep On" están registradas en la Warner y no se publicaron, pero ésta última podría ser una primera versión de "Don't Stop", ya que utiliza esa misma frase. "Freedom" fue utilizada en un disco benéfico de varios artistas titulado "Carnival". Y finalmente "Let Down Your Guard" apareció en la cara b del maxi single "Secret". También existe una versión de "I'd Rather Be Your Lover" que contiene un rap de 2Pac. La versión del álbum contiene un rap por Me'Shell Ndegeocello. La versión con el rap de 2Pac sólo se puede encontrar en un disco pirata de 2Pac titulado "East 2 West". La letra de este rap es:


"Hey, they minds diff'rent from what they lips say / Even when the media is gettin' greedy you make they hips sway / Hitin' with the bomb ambition. / I caught you peepin', no more sleepin' / I got you freakin' through the through whole weekend. / Fakes speakin', is it mashin' or just they heat / Try to get me all up in your satan sheets. / What they say, a blonde and a thug brotha / The way you getting' paid, I wish I was yo lova."


La colección de baladas de Madonna, "Something To Remember" de 1995, engendró las remezclas dance de "Love Don't Live Here Anymore" que fueron publicadas únicamente a nivel promocional entre disc-jockeys, pero no salieron a la venta. Son remezclas muy buscadas por los coleccionistas de Madonna, y en aquel momento se esperaba que otras baladas del disco fueran a convertirse en remezclas de baile. En lugar de eso llegó "Evita", pero antes se filtraron unos remixes de "I Want You", supuestamente producidos por Junior Vasquez. Éstos estuvieron a punto de publicarse debido a su alta calidad. Aunque la mayoría de los remixes que circulan por ahí son versiones piratas de baja calidad.


El álbum de estudio más reciente de Madonna, "Ray Of Light", fue inicialmente un proyecto techno en el que iban a colaborar Robert Miles, Trent Reznor, Nellee Hooper, Babyface y William Orbit. Al final sólo quedó Orbit. Puede que existan demos iniciales de canciones del álbum coproducidas con alguno de los productores originales, pero todavía no han aparecido ninguna. Se sabe, según el copyright, que la canción "Skin" fue titulada inicialmente "Flirtation Dance" y que tenía letras diferentes. Desde que se publicó este disco se ha estado hablado de un álbum de remixes titulado "Veronica Electronica", que supuestamente contenía canciones de "Ray Of Light". También se cree que existen remixes oficiales de "To Have And Not To Hold" que fueron encargados a Goldie y que éste no devolvió a Madonna. Otra canción de "Ray Of Light" titulada "Has To Be" apareció únicamente en el álbum editado fuera de América y Europa. Y hay otros informes que hablan sobre remixes no publicados, pero probablemente se trata de producciones piratas.


Falsos profetas


La demanda de material no publicado de Madonna ha crecido mucho durante los últimos años. Desgraciadamente, la información falsa es a menudo aceptada como cierta por muchos fans. A veces, algunas publicaciones se han relacionado con Madonna, cuando realmente no tenían nada que ver con ella. Uno de los primeros fraudes fue la inclusión del tema "Lies In Your Eyes" en algunas colecciones como "Cover Girl". Se supone que es una canción interpretada por Madonna y el grupo I-Level que iba a ser incluida en la banda sonora de "Vision Quest". Pero se ha demostrado que no contiene ninguna voz de Madonna. Tanto Stephen Bray como la Warner me confirmaron que la canción no publicada en "Vision Quest" se titulaba "Warning Signs", tal y como he explicado anteriormente. Bray me comentó: "I-Level nos envió una demo, y lo estuvimos discutiendo. Nos gustaba, pero no llegamos a grabarla". Otras informaciones sobre canciones de Madonna para la banda sonora de "Fast Forward", y un tema titulado "Call Me Mr. Telephone" también han sido desmentidas por Bray, aunque ambos títulos aparecen en una importante biografía de Madonna.


Muchos de los discos pirata de Madonna son conciertos de su Virgin Tour en 1985, el Who's That Girl Tour de 1987, el Blond Ambition Tour de 1990, o el Girlie Show de 1993. Su calidad y su contenido son muy diversos. Algunos han sido grabados directamente de la mesa de mezclas del concierto. No todos contienen el espectáculo entero, y algunos están mal publicados. Lo mejor que se puede hacer es consultar a otros coleccionistas sobre cuáles ediciones ofrecen mejor sonido antes de comprar un título, a no ser que sólo se esté interesado en la bonita foto de la portada.


Cada vez son más comunes los duplicados falsos de discos oficiales de Madonna, en CD y en fotodisco. Provienen de países como México, China, Bulgaria, Rusia o Ucrania. También son populares los recopilatorios de "Grandes Éxitos" ilegales que suelen ir saliendo cada vez que Madonna publica algo. Incluso hay un disco de Asia titulado "Madonna Best 98" que contiene canciones de Bananarama. La mayoría de éstos venden gracias a los coleccionistas de fotos de portada exclusivas. Estos ejemplares ilegales suponen un coste anual para la industria de millones de dólares por ingresos perdidos.


La última estratagema del pirateo consiste en incluir el nombre de algún famoso productor en un disco de remixes piratas, en un intento de dar credibilidad a algo que son realmente unas versiones no autorizadas, incluso hechas por amateurs. Los rumores de un álbum de remixes de Madonna cancelado ha propiciado que muchos piratas intenten colar versiones no autorizadas como remixes "oficiales pero no publicados". Conozco al menos tres casos.


Actualmente circulan por el mercado del coleccionismo remixes dance de "Crazy For You", "Candy Perfume Girl" y "Ray Of Light". Muchos fans creyeron que estaban remezclados por Tony Moran (en vinilo blanco), Todd Terry (en CD) y Hani (en "Veronica Electronica") respectivamente. Son nombres populares para los que frecuentan el ambiente discotequero, y dan una imagen de calidad para el comprador. Recientemente hablé con una persona que conoce muy bien a estos productores, y me dejó muy claro que "ellos no tienen nada que ver con esos trabajos, ni con nada relacionado con Madonna". En ese momento yo le recordé que Tony Moran cita en su remixografía el single de Gary Barlow "Love Won't Wait" (escrito por Madonna y Shep Pettibone). Él me respondió que "sí, pero ese disco de Gary Barlow fue un fiasco, y creen que es mejor no trabajar con nada de Madonna". Añadió que "el problema es que Madonna sólo trabaja con un grupo muy reducido de gente, y ellos no forman parte de él. Todd, Hani y Tony nunca han hecho nada para Madonna".


Si un disco pirata contiene canciones remezcladas por un peso pesado de la industria como Junior Vasquez, el autor de este artículo os aconseja mucha cautela, ya que no significa que sean auténticas. La tecnología ha hecho posible la producción de remezclas muy convincentes. Algunas versiones pueden haber estado hechas por alguien importante, pero para su propio club, lo que no significa que sean encargos oficiales. La calidad de algunas producciones puede ser muy alta, mientras que otras son simplemente la canción original con un ritmo diferente mezclado encima. No os dejéis engañar, intentar informaros primero.


La confusión entorno algunos proyectos inspirados en Madonna también ha servido a muchos para vender discos. Al menos en dos ocasiones, han sido las mismas discográficas las que lo han propiciado. Cuando se informó de que la colaboración de Madonna con Michael Jackson para su álbum "Dangerous" no había sido llevada a cabo, muchos se sorprendieron al encontrar una "mystery girl" acreditada en la canción "In The Closet". La discográfica dejo pasar mucho tiempo antes de confirmar que la chica que intervenía en el disco de Jackson era la princesa Estefanía de Monaco. Fue demasiado tarde para muchos fans, incluido este autor, que habían comprado el disco creyendo que Madonna tenía algo que ver con esa canción. Unos años después, se dijo que "If Madonna Calls" de Junior Vasquez contenía la voz de Madonna grabada del contestador automático de Junior. A esa voz se la acredita en el disco como "Who's That Girl" junto a un agradecimiento a Madonna. Después de que muchos coleccionistas de Madonna corrieran a comprar el disco, se dijo que la voz era de Kelly Bienvenue. De todas formas, tanto "In The Closet" como "If Madonna Calls" siguen siendo dos canciones inspiradas en Madonna.


Madonna 2000


Madonna ha sido una presencia constante en la cultura pop de estas dos últimas décadas del siglo XX. Son muchos los que han visto de ella más de lo que se imaginaban. Hemos visto su garganta en "Truth Or Dare" y hemos mirado debajo de sus faldas en "Sex", pero a veces se ha pasado por alto lo que nos llevó a ella en un principio: la música. Finalmente, la Madonna respetable ha crecido ante los ojos del público gracias a su madurez y a su maternidad. En 1999 hemos visto la publicación de "Beautiful Stranger", tema de la película de Austin Powers "The Spy Who Shagged Me", y de un dueto español-inglés con el robacorazones latino Ricky Martin titulado "Be Careful With My Heart". Madonna acabará el milenio en la cima.


Los detalles del proceso creativo de Madonna, y su desarrollo desde los primeros años, siguen sin revelarse, ocultos en esas grabaciones nunca publicadas. Cada vez se acumula más presión por parte de los fans para que se edite alguna recopilación de "canciones antiguas" de Madonna. Incluso existe una preocupación real de que mucho de ese material no se conserve en buen estado. Bray nos reveló que su máster de estudio de "Ain't No Big Deal" está "perdido, e incluso el ingeniero no sabe dónde ha ido a parar. A no ser que alguien recopile esas grabaciones, se van a perder para siempre". Bray dice que él no puede publicar "Desperately Seeking Susan" ni ninguna otra canción de la época Warner sin la colaboración expresa de Madonna, debido a una cláusula en su contrato con la Warner. Las canciones que publicó en "Pre-Madonna" son anteriores a ese contrato. Añadió que "a lo mejor algún día ella cambie de opinión".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

y tú que opinas?